Escuela de Pádel

Clases de pádel para niños

En nuestra escuela de pádel de menores formamos a los niños no solo como deportistas sino también como personas, inculcando valores como el esfuerzo, la superación y el compañerismo, reforzando actitudes positivas en la pista de pádel.

 

En este apartado describiremos los niveles de la base de la pirámide de la Escuela de pádel de menores, que corresponden a aquellos niños que disfrutan de aprender, jugar y competir ocasionalmente en alguna de las actividades que organizamos (que encontrarás en la pestaña de Actividades o consultando el calendario), pero que todavía no poseen el nivel de pádel suficiente o el interés en prepararse para competiciones más serias y entrar en la academia de competición de pádel.

El PekePádel está formado por los alumnos más pequeños (de 4 a 6 años), que tienen que adquirir las nociones más básicas del Pádel. En  La Masó Sport Club acercamos el pádel a los más pequeños adoptando un enfoque tanto lúdico como formativo y adaptando el pádel a las condiciones especiales de los más pequeños.

Los entrenadores trabajan con bolas con menos presión para responder a la capacidad física de los más pequeños.

Los objetivos a alcanzar en este grupo son fomentar la psicomotricidad y la coordinación de movimientos, a la vez que se sientan las bases del trabajo en grupo y de las relaciones sociales e interpersonales.

El siguiente nivel en nuestra escuela de pádel es MiniPádel. Tiene características similares al PekePádel, pero como es lógico, vamos aumentando progresivamente las exigencias deportivas, de manera acorde a la mayor edad y experiencia del grupo.

 

En MiniPádel incorporamos bolas que aumentan la velocidad de rebote, aunque todavía son un 50% más lentas que las normales. En este nivel empiezan jugando con paredes, pero comienzan a familiarizarse con la práctica, terminología y normas del pádel: empiezan a contar los puntos, se juega por sets, con tie break, y comienzan a practicar los golpes básicos de pádel (derecha, revés, bandeja…).  

En la escuela de pádel base ya se produce un considerable salto en la enseñanza. Se organizan grupos más reducidos (máx. 4 alumnos), para hacer un trabajo más específico y personalizado con el alumno.

La bola ya es solo un 25% más lenta de lo normal y nos centramos en movimientos más dinámicos e interactivos del pádel, del juego en pareja. Los niños comienzan a trabajar paredes, giros, salidas de pared, movimientos en pareja, se introducen nuevos golpes como saques y globos, etc.

En la escuela de pádel avanzada los alumnos ya utilizan la bola normal, la de los adultos, y pueden ir comenzando a participar en competiciones como ranking, torneos de menores.

En la escuela de pádel avanzada los entrenadores combinan el trabajo táctico (la estrategia de juego, enseñando dónde se tiene que tirar en cada momento) y técnico (empuñaduras, terminación de los golpes, posición corporal).

Como comienzan ya a competir, se trata de fomentar también la educación en valores deportivos: ir con tiempo a jugar, hacer un buen calentamiento, estiramientos antes y después de jugar, ducharse después de la actividad deportiva, etc.

¿Cómo podemos ayudarte?